miércoles, 2 de octubre de 2013

Los faros


Empecemos por decir que la legislación española no permite la navegación nocturna a los kayaks. Nuestras embarcaciones están incluidas dentro del grupo de "artefactos flotantes de playa" cuya característica principal es el carecer de medio de propulsión propio.......¿?
Cuanto menos.........curioso.

Una vez hecha esta salvedad, cabe la posibilidad de que algún día se nos haga de noche, o que naveguemos en otros países en los que la legislación sea más lógica, y podamos hacerlo sin la luz del sol....... o quien sabe........ En cualquier caso, es importante conocer las cuestiones elementales de la navegación nocturna. El tema da para mucho y esta entrada la dedicaré únicamente a los faros.
Son torres situadas cerca de la costa o junto a ella, aunque en algunas ocasiones se encuentran localizados dentro del mar a cierta distancia de la costa.
Se ubican en los lugares donde transcurren las rutas de navegación de los barcos y disponen en su parte superior de una lampara potente, habitualmente con lentes de Fresnel cuyo número, ancho, color y separación varía según cada faro y que giran en 360º.


Desde la mar no solo vemos la luz, que nos advierte de la proximidad de la costa, sino que también lo podemos identificar por los intervalos y los colores de los haces de luz. Algunos faros también están equipados con sirenas para emitir sonidos en días de niebla densa, cuando el haz luminoso no es efectivo.

¿Cual es el procedimiento para reconocer un faro?

1) Si vemos una luz fija en medio de la oscuridad, hemos de verificar primero que no sea una luz fija, pues seguramente se trata de algún barco.
2) En caso que la luz sea intermitente, comprobaremos que tenga un ritmo determinado y que este no sea debido a las olas, que muchas veces pueden ocultar, momentaneamente, el haz de luz de nuestra visión.
3) Las cartas o derroteros nos indican que faros se encuentran en la zona en la que navegamos y que características de luz tienen.
4) Con nuestra posición estimada, el alcance indicado por la carta, y el ritmo de luz avistado, podemos identificar con bastante precisión el faro.
5) Es muy importante que si no localizamos la luz del faro cuando creemos que la tendríamos que ver a pesar de encontrarnos dentro de su alcance teórico y en rumbo correcto, no cambiemos nunca el rumbo para tratar de localizarla.Factores como niebla en la costa, olas o mala visibilidad, puede provocar que no la veamos hasta encontrarnos a muy pocas millas.

Pero quien sabe de faros es mi amigo Coco: http://vueltaibericafaros.blogspot.com.es/