jueves, 3 de diciembre de 2020

Longitud de la pala en Kayak de Mar

Nuestra pala es el elemento más personal de nuestro equipo, vínculo con el agua, punto de apoyo e impulso y conductor de sensaciones. 

Las características de la pala van a determinar pues nuestra relación con la mar, modularán nuestra técnica, y permitirá conseguir o no la efectividad y eficiencia pretendidas. ¿O será al revés... nuestro estilo, tipo de paleo y técnica serán los determinantes para la elección de la pala correcta? .... ambas cosas claro. 


Cuando alguien comienza en este deporte si no tiene el adecuado asesoramiento, es difícil que acierte en completar un buen equipo a la primera. Es casi seguro que tu primer kayak no será el último, si continuas con la actividad, lo mismo pasa con la pala. 

Hay diferentes tipos de kayaks de mar, cuyo diseño se adecua a su finalidad, aquí hay un resumen: Click También tenemos 3 tipos de pala muy diferentes usadas en la mar, Wing, Groenlandesa y Europea. Me centraré en la pala europea. En mi opinión, para una navegación en condiciones variables, la mejor pala es la europea, por ser la más polivalente y con la mayor efectividad media en los diferentes escenarios en que nos vamos a mover: aguas tranquilas o turbulentas, olas, corrientes etc.

Ya se ha hablado por aquí de palas en varias ocasiones, y desde hace ya tiempo. De su evolución hice un repaso hace 6 años, y sin embargo lo que hoy cuento tampoco es tan distinto click

Para determinar la longitud de nuestra pala, lo primero es conocer si paleamos con ángulo alto o bajo, esto generalmente es consecuencia de nuestra historia kayakista. Quien venga de una pala wing tendrán ángulo alto y quien use pala groenlandesa bajo. De manera resumida: Paleo alto, mayor velocidad y aceleración, menor apoyo. Paleo bajo, mayor apoyo, menor velocidad y aun menor aceleración. Esto vale también para la pala europea.

El angulo alto requiere una pala de menor longitud que el angulo bajo, por razones obvias, en el primer caso la hoja entra en el agua pegada al casco y en el segundo, más alejada. La hoja de las palas diseñadas para ángulo bajo son más alargadas por esa razón, para que entren completamente en el agua con esa inclinación, manteniendo la misma superficie que puede tener una hoja para paleo alto.

Otro elemento determinante para la longitud de la pala es la manga de nuestra embarcación, independientemente de nuestro ángulo, a mayor manga pala más larga, esto también es obvio.

Entrando ya en las características propias de la pala, además del material con que estén fabricadas, que influirá en su peso y rigidez especialmente, la superficie de la hoja y el ángulo entre ellas son fundamentales para nosotros.  

La superficie de la hoja nos marcará la resistencia que nos ofrecerá en la fase acuática del paleo, a cambio del impulso correspondiente a nuestro barco, y el ángulo entre las hojas, el giro que debemos imprimir a la pértiga por la mano directora. Las palas son ya mayoritariamente de dos piezas, con ángulo regulable. Esto además facilita mucho su transporte. 

Una buena técnica de paleo se basa en meter la pala en el agua lo más adelantada posible y sacarla a la altura de la cadera. La hoja debe ir durante su recorrido acuático sumergida completamente hasta el cuello. Con esto ya tenemos un tercer determinante de la longitud de la pala. Nuestra propia envergadura, la distancia que hay entre los extremos de los dedos de nuestras manos con los brazos en cruz.

El gesto técnico debe ser idéntico en ambos lados y el movimiento se lleva a cabo utilizando los músculos más grandes de nuestro cuerpo. Para esto es básica la torsión del tronco apoyándonos en el impulso alternante de las piernas, con extensión del lado que está en fase acuática.

Lo anterior es la hermosa teoría, practicable en aguas tranquilas, pero en la mar las cosas no son tan fáciles. 

La pala además de una función de impulso hacia delante también nos estabiliza, y en nuestro caso, que vamos sin timón además nos sirve para timonear, ya sea en popa o en proa.

Venga... pues vamos por el cuarto determinante de longitud de pala... las condiciones de la mar. Según tengamos más o menos olas, incluso el sentido de nuestro paleo en relación a ellas iremos mejor con una longitud u otra de pala.  

Como regla general, cuanto más complicada está la cosa menor longitud de pala. En esto hay un paralelismo inverso con el rocker de nuestro kayak,  que debe ser mayor cuanta más olas y confusión haya.

No voy a poner aquí tablas para calcular longitudes de pala ni nada parecido, muchas marcas tienen en sus webs guías para seleccionar la pala ideal para cada cual. El objeto de este post ha sido dar un repaso a las cuestiones básicas del asunto, y espero que haya servido para aclarar algún concepto. 

Dudas y aportaciones al tema pueden reflejarse en comentarios, que agradezco. Nos vemos en el agua!

domingo, 22 de noviembre de 2020

Coronavirus... no están los tiempos para palear lejos de casa

Con los tiempos que corren, tenemos restricciones de la movilidad, mayores o menores dependiendo donde vivas, pero seguro que te afectan a la hora de ir al agua.

En toda Andalucía (España), en estos momentos, hay que mantenerse dentro de los límites municipales. Cádiz tiene un término minúsculo, que abarca la ciudad y poco más, por su propia configuración geográfica, ya que es una antigua isla unida a tierra por un tómbolo.  Sin embargo, esto tiene su parte buena, pues hay agua por todos lados...

No es necesario alejarse mucho para sacarle partido al medio.




Ánimo, que esto pasará.



lunes, 19 de octubre de 2020

Via Verde del Oja

En esta ocasión pateamos y pedaleamos por otra vía verde, la del rio Oja. Itinerario de un tren rural de vía estrecha que circuló en este trayecto entre 1916 y 1964. Salimos de Casalarreina, para llegara a Ezcaray. 26 km de suave ascenso, de ida y otros tantos de vuelta, estos mucho más rápidos. 


Desde el inicio se vislumbran las nevadas cumbres de las mas altas montañas riojanas. La primera mitad de la ruta transcurre en un tranquilo paisaje agrícola. Esta llanura aluvial tiene justo debajo el acuífero del Oja.


El día otoñal estaba fresco por aquí, 2 graditos a primera hora, pero la temperatura subió rápidamente acompañando el ascenso del sol.



A mitad del itinerario pasamos Santo Domingo de la Calzada, histórico hito en el Camino de Santiago . La última vez que pasé por este albergue de peregrinos iba en bici haciendo el camino, hace una pila de años.


De Santo Domingo a Ezcaray compartimos el recorrido con el sendero GR 93 Sierras de Rioja. 


Vamos ascendiendo poco a poco, las estribaciones de la Sierra de la Demanda.




El color del otoño nos acompaña en los rebollares y hayedos, en contraste con los verdes pinos de repoblación.






Ya en Ezcaray tras pasar los cortados calizos de la Peña San Torcuato, poblada de aves rupícolas.

lunes, 14 de septiembre de 2020

Paleando por el foso del Castillo de San Sebastián

Aprovechando el levante en calma ha tocado paleo tranquilo por La Caleta 

En el islote del actual Castillo de San Sebastián (Bien de Interés Cultural) se encontraba, según la tradición, el templo fenicio de Moloch/Krono. Como todas las construcciones históricas gaditanas, la edificación ha pasado por diferentes funciones, desde ermita, construida por venecianos hasta el actual castillo que empezó a construirse en el siglo XV, aunque la estructura defensiva que vemos hoy día data del siglo XVIII. En el XIX cumplió funciones de prisión.

Alberga el faro de la ciudad, edificado sobre la base de una torre-atalaya musulmana, es el único de España con estructura de hierro. La islita se comunicó con el casco histórico en 1860, a través de un malecón.

Como elemento defensivo de la ciudad tenía parapetos, cañoneras, dos fosos de agua y puentes levadizos, uno que daba a la plaza de armas, en dirección a la ciudad, y otro, en el frente noroeste, que se unía con el resto de la isla donde se encontraba la ermita y la torre faro.

Con la manera llena, es posible rodear el castillo paleando por sus antiguos fosos.








Y puestos a explorar hay que mirar también bajo el agua...

jueves, 3 de septiembre de 2020

Los puertos naturales en costas complicadas



Las costas "duras" que tienen pocos resguardo y navegación complicada son atractivas para los kayakistas de mar. Imagino que tendrá que ver con el espíritu de aventura y búsqueda de libertad de estos "locos" palistas. 


En litorales acantilados sin espacio para construir auténticos puertos, hay preciosos y escasos rincones aprovechados por los pescadores locales como "refugios" para sus pequeñas embarcaciones, y resguardarlas del embate de las olas. Ellos sí que tienen una vida dura.


Son escapes perfectos para nosotros en caso de tener que salir a tierra. Y siempre tienen un encanto especial.



sábado, 15 de agosto de 2020

El Cag de emergencia

Un elemento básico del equipo de seguridad de un guía es el Cag de emergencia. Este "cagoul" es una pieza de vestimenta impermeable, con buen nivel de protección que se pone encima de todo el equipo, incluido chaleco y casco.  


En situaciones de hipotermia, lesión etc... de alguno de los miembros de nuestro grupo, que nos obligue a desembarcar para cuidarle, es una prenda perfecta.  


También para nosotros mismos, en nuestras travesías, es una pieza insustituible. Yo no salgo sin él cuando viajo. Me da tranquilidad, ante la posibilidad de una salida a tierra en un lugar imprevisto, con frío o lluvia,  en que haya que plantear incluso un vivac de emergencia.



Este concepto de cagoul que usamos en kayak de mar deriva de los utilizados en los alpes como equipo de vivac por los alpinistas pioneros, de ahí su nombre francés, referido a prenda con capucha/pasamontañas...


En caso de necesitar protección extra en el agua, también podemos usar el cag navegando, para ello viene provisto de un cierre elástico regulable a nuestra bañera, y asa de suelta rápida, como cualquier cubre. 

Un detalle importantes es que como equipo del guía, dirigido a la seguridad del grupo, debe ser talla XL/XXL... pues en caso de necesitarlo alguien, desgraciadamente, seguro que será el kayakista más corpulento....