domingo, 16 de enero de 2022

Transandalus en foootbike... empezando la provincia de Málaga

La Transandalus es una  ruta de bici de montaña de 2000 km que recorre Andalucía provincia a provincia, tras haber empezado en Sevilla, y haber completado Cadiz  ... más retomo el proyecto con la provincia de Málaga.

Esta entrada se refiere solo al primer tramo... para ir abriendo boca.... entre El Colmenar y Jimera de Libar.



Málaga tiene 9 tramos con un total de 213,6 km,. es un recorrido muy montañoso por lo que el perfil es de constantes subidas y bajadas. 

A El Colmenar llegamos en la anterior etapa tras atravesar el gaditano Parque Natural de los Alcornocales  y retomamos el camino volviendo a la misma carretera que da acceso a esta pequeña pedanía de Cortes de la Frontera y que alberga la Estación de Gaucín


El arranque ya se las trae, los primeros 8 km son por carretera, pero de ascensión contante, hacia el Puerto del Negro, con pendientes entre el 5-8 %, en los que ganaremos algo más de 400 m de desnivel.


El día esta gris y fresco, pero no llueve. 


Antes de completar 9 km de asfalto nos salimos ya a nuestro terreno, pista que lleva inicialmente a la finca El Peso, y que a nosotros nos servirá para progresar por la Sierra del Hacho.

Continuamos entre ascensos y descensos en un entorno totalmente solitario, aunque vemos fincas desde la pista, que salpican el verde paisaje de pinceladas blancas. 


Las bajadas son muy rápidas...


Las nubes tapaban las mayores elevaciones de esta serranía malagueña.


La manera de ir rápido cuesta abajo, es tener unos buenos frenos.


Tuve varias piques con piaras de cerdos. Que conste que ganaba yo, pero para cuando cogía la cámara ya se me habían escapado.


Estamos ascendimento el Puerto de Las Heras, y en algunos lugares el pateo era imposible...
 

Triple visión del aparato, que da una buena perspectiva del entorno.




Empezamos la bajada al Valle del Guadiaro.


Pasos estrechos y técnicos para la bici y muy difícil para el footbike, que por su poca altura libre sobre el suelo, nos obliga a portear en zonas de rocas.


Tras pasar la Cañada del Real Tesoro (que tiene estación de tren, la de Cortes) hacemos un corto enlace en asfalto enlazamos con la Cañada Real de Gibraltar, 


Los tiempos actuales convierten senderos señalizados las antiguas cañadas... 


¿Como que race...?


Pasamos un par de veces bajo la vía del tren, pues ahora vamos juntos ella.


Junto al rio varias zonas de single track, que la vegetación invade.


Por aquí hay que pasar algunas cancelas, importante dejarlas. cerradas



El rio Guadiaro.


En poco llegamos a la estación de Jimera de Libar, el pueblo está un par de kilómetro más arriba del rio.


Se agradece mucho encontrar agua.


Hoy el terreno no estaba para correr.


Continuará.....



viernes, 17 de diciembre de 2021

Cambio de eje trasero Bulla

 Ya hace un tiempo que ando pateando por ahí con mi bulla road, configurado para Gravel...  Es un tiro!     

CLICK para más información 


Habida cuenta que lo he montado íntegramente a partir del cuadro, lógicamente me gustan todos los componentes, pero hay una pieza que si venía con el cuadro, que es el eje trasero, al ser una medida especial.  

Es un eje de 12 mm,  de un largo especifico, pues las punteras son muy gruesas, y además no traen rosca interna, por lo que no le vale un eje de 12 mm convencional de rueda delantera. (Los footbikes van con rueda delantera de bicicleta tanto delante como detrás). Además las punteras están abiertas y tienen un tornillo pasante de métrica 5 cada una, para apretarlas sobre el eje, con tuerca de freno (obliga a llevar en las herramientas cuando salimos, además de la allen, una llave fija del 5 para desmontar la rueda). Eso sí,  el conjunto es absolutamente rígido.

Este es el sistema de eje que traía el cuadro.


Montado queda así.


El funcionamiento era correcto, pero he decidido mejorarlo, cambiándolo por un eje de 12 mm ligero de calidad de rueda trasera de bicicleta, cortándolo a medida y haciéndole nueva rosca, para ponerle una tuerca externa ligera, este es el eje cortado a medida y con la nueva rosca de 1,5 .


Este ha sido el resultado


Perspectiva del eje con la tuerca.


Los tornillos pasantes de las punteras, los he puesto de acero inoxidable al igual que las tuercas, pero sin freno. He usado tapones de válvula para hacer de contratuerca y que puedan retirarse manualmente, de esta manera solo con una lleve allen se desmonta sin problemas.


Ha quedado bien.

sábado, 23 de octubre de 2021

Protector de quilla. Keel strip

¿Es útil un protector de quilla? Pues como siempre, depende (click) .... ¿que uso le das a tu embarcación?....

Los kayakistas que se beneficien especialmente de un protector de quilla serán aquellos/as que se dediquen a complicarse la vida: rockhopping, rocklanding, surf etc...

Personalmente, la mayoría de los toques que le doy a mis barcos están en la línea media del casco, por lo que para mí, si que es un plus de protección.

El keel strip desde la misma proa hasta la misma popa, le da una robustez adicional a los extremos del Kayak, que suelen llevarse muchos golpes importantes (he visto a algún Kayak composite quedarse literalmente sin proa, lo mismo que a uno de polietileno hacerse un enorme agujero al embestir una pared con la ola de popa. 

No me gustan los protectores de quilla plásticos adhesivos, que se venden como complemento y con autoinstalación. Prefiero el kevlar y una instalación profesional. Este que se ve en las fotos es doble, tiene una primera tira de kevlar y una segunda de fibra de vidrio, sobre las que lleva dos capas de gel coat. Este gel coat es también especial por su resistencia, pues Javier lo mezcla con unas partículas de alta densidad que lo hacen muy resistente a la abrasión. 

La razón de que la fibra más externa sea de vidrio es porque es mucho más fácil de reparar que la cinta de kevlar, que quien la haya lijado alguna vez, coincidirá conmigo que saca unos pelillos amarillos especialmente complicados de trabajar...

Al estar el kevlar por debajo, le da la protección necesaria al casco, y el conjunto aporta además rigidez longitudinal, lo que puede hacer al kayak un poco más de rápido, especialmente con olas (hay una relación directa entre la rigidez del casco y la velocidad). 


Se ve una popa indestructible.

Detalle de la cinta al paso por la caja de orza, un trabajo espléndido.

Además de la velocidad de desplazamiento ¿se produce alguna modificación en el carácter del barco? pues el peso que se le añade algo afectará, pero es mínimo. Lo que sí me ha parecido es que cambia un poco la manejabilidad, teniendo el neutrón un mejor giro y desplazamiento lateral. ¿Es posible?.. habrá que seguir probando, pero pensándolo no es ilógico, ya que la cinta aplana el ángulo de la quilla, en proa y en popa, por lo que puede que se agarren menos al agua (las proas y popas afiladas, se clavan más en el agua y hacen los kayaks más direccionales). 

En cuanto a la estética... para gustos colores... a mi me mola.

martes, 19 de octubre de 2021

Ascension al Anie

Esta montaña francesa, Auñamendi en euskera, tiene 2507 m y tanto por su forma piramidal como por su situación es una de las más representativas del extremo occidental pirenaico. La subida normal parte del collado de Ernaz, a 1760 m de altitud, famoso porque aquí está la Piedra de San Martín, ubicación de un antiguo rito, aún vivo.

Hay un buen parking desde el que se empieza a ganar altura con rapidez.





Pasamos algunas campas entre árboles y pronto vemos la cumbre del Arlas de poco más de 2000 metros, que dejaremos a nuestra izquierda. 

Nos dirigimos al collado de Pescamou, con el valle  a nuestra derecha.

Poco a poco vamos adquiriendo sensación de montaña.


Ya hemos pasado el Arlas.


La silueta de nuestro objetivo se muestra clara.


Se intuye el cambio de terreno dentro de poco...

El siguiente collado es el de Baticoche, muy espacioso, allí hay un pequeño refugio metálico, que tristemente está cerrado con un cartel de “particular”.

Andamos bajo el pico Latras, que está a nuestro poniente. 

Nos adentramos en terreno karstico, nos queda un buen trecho de andar entre rocas, algunos trepes y pasos rocosos. Es el laberinto kárstico de Larra.


Muchas grietas y simas, que con nieve hacen peligroso el tránsito. 

Lo mismo ocurre con niebla, pues es bastante difícil encontrar los pasos si no ves los hitos y marcas rojas que nos indican el mejor camino entre este maremagnum calizo. 





Seguimos un canal que se dirige más o menos hacia el oeste, ganando altura.




Ya vemos cerca el Col des Anies

Aparecen marcas amarillas también, que nos dirigen hasta el collado del Anies (2085 m) entre el Anie y el Soumcouy.

Desde aquí, algún trepe entre canales y grandes bloques hasta llegar a la base de la pirámide final.


El ascenso a la cumbre por la cara sur, que por la pendiente, nos obliga a subir haciendo grandes zetas en el interminable canchal.


En esta cumbre, vive el hada Maitagarri la más hermosa de los seres mítico vascos.

Nosotros no la vimos, a lo mejor había que esperar a que cayera la noche, de hecho en la misma cumbre hay un pequeño cortar de piedras para vivaquear protegidos del viento, será la próxima vez...

El paisaje es extraordinario, vemos frente a nosotros la Mesa de los Tres Reyes (click para ver su ascensión)

La bajada la hicimos por otro itinerario, para conocer mejor la zona, nos lleva por Le Pourtet. Hay una bifurcación cerca del collado.

Bajamos y entrando por el collado a la cara norte que cruzamos completamente por su base. 


Hay que hacer algún destrepe fácil con algo de patio.


También hay que pasar el laberinto de Larra por este camino de vuelta pero es más sencillo.








Llegamos al cruce de caminos, desde aquí el sendero de vuelta es el mismo que el de ida, ya fuera de laberinto de rocas.



El día ha sido estupendo.



Como siempre, exprimiendo el día, llegamos al punto de partida ya casi de noche.



Hasta la próxima