viernes, 20 de diciembre de 2013

El nivel del palista

A la hora de preparar una ruta, tenemos tres grupos de condicionantes. Uno de ellos es determinante para establecer los límites tanto técnicos como físicos de la travesía. Me refiero lógicamente al nivel de los participantes.


A diferencia de otros países (el ejemplo más claro es la clasificación en estrellas de la BCU) en España no tenemos niveles de capacitación establecidos de manera oficial. Por ello, es conveniente tener un criterio compartido (por cuanta más gente mejor), para podernos organizar y así poder adecuar el nivel a las travesías y viceversa.


 Propuesta de tres niveles:

            Principiante

Palea con mar en calma, se está iniciando en la disciplina y el cambio en las condiciones de la mar puede afectar su seguridad, y la del grupo.

       Avanzado

Navega y controla la embarcación en condiciones de mar razonables, conoce los criterios de seguridad, y realiza correctamente rescates asistidos, puede embarcar y desembarcar en rompientes moderadas.

       Experto

Domina la técnica y puede navegar en condiciones duras, realiza diferentes tipos de rescates asistidos y autorescates, realiza esquimotaje en aguas agitadas y se desenvuelve bien en olas y rompientes.