martes, 11 de marzo de 2014

La placa V-20

Una de las ventajas de navegar en kayak es que podemos desplazarnos con él en nuestro vehículo, y echarnos al agua donde queramos. Esto es una diferencia fundamental con otras embarcaciones, que no se transportan por carretera y deben ir navegando a su destino, lo que consume mucho tiempo. En España el transporte del kayak en nuestro coche, se regula en la legislación de tráfico, concretamente el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo. Artículo 15, sobre circulación de vehículos a motor y seguridad vial. Entendiendo que los vehículos que utilizamos para transportar el kayak como carga, no están destinados al transporte de mercancía, se aplican las siguientes proporciones:

  • La carga sólo puede sobresalir de la proyección en planta del vehículo, un 10 por ciento de su longitud si la carga es divisible, y si fuera indivisible, un 15 por ciento (caso del kayak) cuando la carga sobresalga de la proyección en planta del vehículo,
    siempre dentro de los límites indicados anteriormente, se deben adoptar todas las precauciones convenientes para evitar daños o peligros a los demás usuarios de la vía pública, y deberá ir resguardada en la extremidad saliente para aminorar los efectos de un posible roce o choque. La carga debe estar convenientemente asegurada, de manera que no pueda arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse.
     
  • La carga que sobresalga por detrás de los vehículos deberá ser señalizada por medio de la señal V-20 (anexo XI del reglamento general de vehículos) y tendrá iluminación para su utilización en caso de necesidad. 
  • La señal se deberá colocar en el extremo posterior de la carga de manera que quede constantemente perpendicular al eje del vehículo.
  • Cuando el vehículo circule entre la puesta y la salida del sol o bajo condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, la carga deberá ir señalizada por detrás, con una luz roja. Por delante, la señalización deberá hacerse por medio de una luz blanca.
De todo lo anterior se desprende que lo fundamental es llevar la famosa V-20. Y lo complicado es colocarla en el extremo de nuestro kayak. Ya he visto volar varias placas...........


Aprovechando que he tenía que renovar mi sistema, me he puesto a ello esta tarde y he hecho unas cuantas fotos del proceso. Hay varios inventos, pero a mi el que más me gusta es usar un cono de señalización como soporte, es barato, simple y fácil de hacer en un rato. 

 Un cono usado, que me han regalado

  Mi placa V-20 super currada, y que debe durar varios quinquenios más
 

   Cortamos de acuerdo a la medida que nos convenga



Recortamos trozos de espuma de alta densidad, para rellenar la base del cono, dejando espacio para que entre la popa del kayak
 
    Atornillamos la base del cono a la parte posterior de la placa, (con tuercas autofrenantes)

Le damos la terminación, colocándole un par de cabos (uno a cada lado) que nos permitirán mantener la señal sin que se mueva de la popa. Los cabos debes ser inelásticos.

El resultado nos asegura que la  situación de la señal es la adecuada con respecto a la carga.