martes, 1 de abril de 2014

Navegar con corrientes "rutas de varias horas"

 
En este blog ya se ha hablado bastante de las corrientes de marea, y de su importante influencia en nuestro trayecto, lo que obliga a una detallada planificación. Para seguir avanzando hay que tener claros los fundamentos de las mareas.
 
Ya vimos como navegar con corrientes, y su representación gráfica sencilla, usando una hora como base de cálculo. 
 

Hoy presentamos el diseño de nuestra ruta, para itinerarios de más de una hora, el concepto es similar, pero la representación gráfica se complica un poco, tanto como horas estemos navegando, pues los cálculos los fraccionaremos para cada hora. También conviene repasar el significado de los símbolos

No voy a repetir los contenidos de las entradas anteriores, por ello las he enlazado aquí para poder releerlas.
 
Si vamos a hacer navegación en mar abierto, con influencia de corrientes importantes, y sobre todo si las distancias son largas todo esto hay que tenerlo claro. Porque si, por ejemplo, buscamos una isla pequeña no visible en el horizonte, ....niebla, distancia etc. y erramos en los cálculos, podemos pasarla y dirigirnos tranquilamente a la inmensidad del océano (poniéndonos trágicos...)
 
Una forma sencilla de hacer este tipo de travesías, si se da el caso de que las corrientes de subida y bajada de marea son contrapuestas en dirección, es calcular la ruta de manera que justo a la mitad del itinerario nos pille el reparo (cambio de marea). De esta forma garantizamos que lo que nos desvía hacia un lado en la primera mitad, lo corrige hacia el contrario en la segunda. 
 

Lo anterior normalmente no es posible, muchas veces por el horario de la marea y otras porque en cada hora de subida o bajada de marea, la corriente suele cambiar unos grados de dirección, por lo que las desviaciones de nuestro rumbo difieren en cada tramo.

El siguiente caso es un trayecto de tres horas de duración, en el que fragmentamos en horas el itinerario y realizamos las correcciones por cada fracción. Para simplificar el asunto suponemos que nuestra ruta es Sur-Norte. El método es similar a como lo vimos en las correcciones para una hora de duración, pero multiplicado por el número de horas. 


Podemos hacer el mismo ejercicio pero realizando una corrección de rumbo total. Es decir, sumamos los vectores de las tres horas de corriente, y realizamos la corrección de un tirón hasta el final.
 
 
El realizar de manera adecuada la corrección de rumbo, no solo nos evitará perdernos (raro) sino que fundamentalmente hará mucho más eficiente nuestra singladura, acortando los tiempos de la ruta.