viernes, 5 de septiembre de 2014

T- rescue

El rescate en "T" es la técnica de elección básica para el rescate asistido en aguas profundas. Se utiliza cuando un compañero vuelca y no esquimotea, ni tiene posibilidad de hacer el rescate esquimal o volver a embarcar por sí solo, por lo que necesita la ayuda de un segundo kayakista. Esta maniobra la considero fundamental, para poder navegar en grupo con un mínimo de garantías, permite el rescate con olas y mucho movimiento.

Aprovecho algunas fotos de las prácticas del último curso impartido de rescate y autorrescate, por lo que vaya por delante mi agradecimiento a Jose Luís y Alberto (alumnos aventajados) por permitir su utilización aquí. Pongo las fotos de dos rescates (con los roles cambiados) manteniendo una sola secuencia.

El proceso tiene dos partes diferenciadas, la primera el vaciado del kayak y la segunda el reembarque. En todo momento quien dirige la operación es el rescatador, que marca los pasos y el orden de las acciones. Todos los movimientos y agarres se hacen por parte de ambos kayakistas con las líneas de vida.

La secuencia es la siguiente:
  1. El palista vuelca y sale del kayak soltando el cubrebañeras, avisa a su compañero.
  2. El rescatador se aproxima, coge la pala del volcado, sujeta la proa de su kayak y le indica que se situe en su proa, para tenerle vigilado en todo momento y aportarle estabilidad mientras vacía el kayak.
  3. El rescatado voltea el kayak, y lo sube sobre su bañera poco a poco, lo adecuado es subirlo con un ángulo de 90º respecto a su kayak. El kayak rescatado (aún lleno de agua) se desplaza por nuestro cubre sobre su casco.
  4. Cuando el rescatador tenga la bañera del kayak casi a su altura es el momento de voltear el kayak hacia si mismo, para que evacúe el agua por la bañera, hasta quedar totalmente vacío. 
  5. El rescatador echa el kayak al agua sobre su casco y lo pone abarloado a su propio kayak proa con popa. Indica al palista que está el el agua que se desplace a lo lago de su kayak hasta colocarse tras su bañera. Es importante practir toda la maniobra sujetando ambas palas bajo un brazo, si no se utiliza cazapalas.
  6. El rescatador indica al rescatado que suba cruzado a la cubierta trasera de su kayak, sujetando las líneas de vida de nuestro kayak (eso le dará estabilidad). Mientras tanto, el recatador fija el kayak vacío sujetando las líneas de vida de su cubierta delantera. Esto conforma un conjunto estable de ambas embarcaciones, que permite al rescatado subir con facilidad e introducir las piernas por su bañera. La entrada se realiza boca abazo y mirando a la popa (sin soltar las líneas de vida).
  7. Una vez dentro el rescatado gira hasta quedar sentado en posición y se ajusta el cubrebañeras. Es el momento de devolverle su pala y reiniciar la navegación.