lunes, 8 de septiembre de 2014

"Vaciar" un kayak de mar

Algunas veces cuando pongo una entrada de maniobras/manipulaciones básicas ... como esta.... tengo la sensación de que son "tan de perogrullo" que sobran. Te todas maneras me arriesgo y las pongo, porque aunque a la inmensa mayoría no le sirve, a alguien puede que sí. Y digo esto, porque he visto a palistas en la orilla montando un "follón" terrible para vaciar el agua que ha entrado en su kayak.

Teniendo buen ojo, puedes ver la experiencia de un kayakista solo observando como se maneja en tierra con el equipo, si además ves como entra o sale del agua... disponemos de un montón de información.

Una kayak de mar tiene inundable únicamente el volumen de la bañera, ya que el resto es estanco. Si es un buen kayak tendrá poca distancia entre el borde posterior de la bañera y el tabique tras el asiento, será mejor si además el tabique está inclinado y perfecto si además este tabique es curvo para eliminar los ángulos. El objeto de este diseño no es otro que el óptimo evacuado del agua de la bañera cuando se gire e incline la embarcación.


Esto está muy bien para vaciar el barco en la orilla, porque lo dejamos sin un gramo de más para echárnoslo al hombro, pero si lo aplicamos a los rescates asistidos, ya pasa a ser una cuestión de seguridad. Un correcto vaciado del kayak es la diferencia entre un buen o un mal rescate. Si lo hacemos bien, el rescatado reembarca en un kayak totalmente vacío, por lo que solo le resta ponerse el cubre y palear. Todo lo demás son complicaciones.

Pues bueno, para vaciar correctamente un kayak de mar simplemente hay que inclinarlo situándose por delante de la bañera (cuanto más cerca de la proa podamos manipularlo, más sencillo será, es una cuestión de palanca).