domingo, 2 de agosto de 2015

Una parada en la ruta

Porto bien merece un dia en tierra, especialmente si encuentras buena gente. El gran Oscar