lunes, 9 de enero de 2017

Por aquí no hay montes....









Cualquier palista que se precie de serlo, debe realizar entrenamiento de la resistencia y de la fuerza, de forma complementaria. Al fin y al cabo nuestra embarcación es de "tracción humana" y el motor debe estar "fino". No podemos tampoco olvidar la elasticidad y fundamental es también la alimentación, tanto en períodos de entrenamiento como de travesía//competición.

La entrada de hoy, está dedicada al entrenamiento complementario del fondo. Desde luego cada vez que paleamos en mar ya estamos entrenándolo, a poco que hagamos distancia, pero es bueno hacer entrenamiento cruzado, pues a la vez que movemos "la patata" trabajamos otros grupos musculares, por lo que equilibramos nuestro cuerpo y descargamos las articulaciones y estructuras osteomusculares que normalmente machacamos más.  


Soy partidario de realizar entrenamiento cruzado con actividades que nos hagan disfrutar "lo que no divierte no vale".... y en mi caso lo que me gusta es el contacto con el medio natural. Ya que variamos, pues lo mejor es pasar de la mar al monte. Para nosotros los urbanitas, es una suerte vivir en una ciudad desde la que desarrollar directamente nuestras acividades deportivas, sin tan siquiera tener que coger el coche. En Cádiz el tema mar está solucionado en este sentido, pero ........ por aqui no hay montes...... al contrario que en otras ciudades.

Una buena manera de entrenar el fondo es corriendo, pero como he dicho, yo prefiero el medio natural, así que aunque no tengamos desniveles hay que buscarse la vida para correr por aquí cerca, con desplazamientos mínimos, y si es posible saliendo directamente desde casa.

Parque Natural Bahía de Cádiz, entre salinas y esteros...


Tenemos un Enero florido...


 En las Cañadas de Puerto Real, muchos kilómetros entre pinos...



 

Sin cuestas, pero perfecto para las tiradas largas. En el suelo podemos ver el vehículo de la fotógrafa.



Y por supuesto siempre tenemos la arena blanda de la playa y las dunas.