viernes, 20 de enero de 2017

Y si te roban el kayak ...?

Lo mejor para que tu kayak no desaparezca es que lo tengas siempre controlado...claro. Si estás sentado dentro no hay problemas, pero muchas veces no podemos evitar dejar la embarcación en algún sitio (en una playa si estamos de travesía y necesitamos hacer una gestión, en un parking si tienes que ir a acercar el coche, en la baca del vehículo aparcado..... etc...).


Existen algunos sistemas antirrobo los más efectivos usan un cable de acero y su correspondiente candado, incluso hay cinchas con cable de acero integrado y cerradura para asegurar la embarcación a la baca o al carro.


En el peor de los casos, si nuestro querido kayak no está cuando vamos a buscarlo, hay que ir a hacer la correspondiente denuncia, y para ello es fundamental aportar un identificador de la embarcación. Como por aquí aún no se matriculan los kayaks (si navegas en aguas interiores si es posible que tengas un número identificativo) hay que utilizar el número que asigna el fabricante. Este número suele estar dispuesto en un lateral de la bañera, indicando las características de la embarcación y el número de fabricación/fecha. Moraleja, apuntate o hazle una foto al número de tu kayak, porque a lo mejor te hace falta.  


Con el avance de la tecnología y el aumento en la calidad en la construcción de kayaks, tenemos incluso mejores opciones. En el caso de FUN RUN ya he comentado por aquí su línea de I+D . Una de las innovaciones de serie en los kayaks de la marca es el sistema antirrobo/identificación por RF. Mi skua por ejemplo, lleva dos chips,  uno en una tarjeta identificativa visible en el asiento y otro dentro de la misma estructura de la embarcación, en el laminado de las fibras, de manera que no se ve y no puede quitarse, sin romper el barco. En los chips no solo se encuentran los datos del kayak: modelo, color y año de fabricación, sino también los del propietario: nombre, dirección y teléfono.


Con cualquier móvil que tenga tecnología  NFC (near field comunication), se leen estos datos por medio de una de las múltiples app gratuitas existentes en el mercado, solo acercándolo al kayak. Buen invento esto del "doctor RFID".