lunes, 25 de septiembre de 2017

Gamboa, en el corazón de la sierra de Aralar.


De nuevo por la montaña guipuzcoana, hoy toca la ascensión a una cumbre poco frecuentada y escondida, cuya aproximación por el valle de Arritzaga, nos adentra en el macizo por la vía de los pastores que acceden con el ganado a los pastos de altura en verano. Bonito recorrido con contenido etnográfico.

 
El inicio se realiza desde Amezqueta, y el recorrido utiliza parte de los senderos PR GI 206 y GR 121, para dejarnos en la falda de nuestra cima.

 
  
El puente de Berazeaga.


Dura subida entre avellanos, pinos y hayas.

Aviso a caminantes.

 



 Bizutsako saltoa.


 Vamos junto al río que tiene gradas con saltos de agua y pozas de agua limpia.



Pasamos por la abandonada explotación minera de Burutzuzin, donde se ha extraído cobre durante muchos años, hasta mediados del siglo pasado.




 

Llegamos a la majada de Arritzaga, con sus instalaciones para el pastoreo en verano. Aquí cruzaremos el río, pasando a su margen izquierda.


Abrevadero de Pardeluts, estamos a algo más de 1000 m sobre el nivel el mar. Aquí dejamos el GR que sigue hacia Igaratza, por el valle.


Nosotros ganamos cota subiendo directos a la búsqueda del collado y la loma cimera, que desde abajo no se ve, la cumbre esta bastante escondida. De hecho aún nos queda por superar un desnivel de 400m. 
 
 


Cuesta de vacas... o de bastones..!


Aralar, en un día claro y cálido de Septiembre. Que belleza!



Ya estamos casi arriba



Cumbre, poco más de 1400 m.


Tenemos una buena vista de toda la sierra. Cerca destaca el Txindoki, que ascendimos en su momento, si te interesa, pincha aquí.


Es el momento de reponer fuerzas, tortilla de patatas con pimientos fritos, empujados con tortitas de arroz bañadas en chocolate negro, ver quién lo mejora..!


Desde el inicio, han sido 1100 metros de desnivel positivo. Volveremos por el mismo itinerario, así que otros 1100,….. ahora para abajo. Lo bueno de estas ascensiones, en las que la cuesta arriba es constante desde principio a fin, está en que la bajada es lo mismo pero al revés.

Un par de colegas que viven allí.