lunes, 20 de noviembre de 2017

Torrecilla, una ascensión clásica

El pico Torrecilla es la cumbre más alta de Málaga, localizada en la Sierra de las Nieves.


La ruta normal se inicia en el área recreativa de Los Quejigales, y la ascensión se realiza sin complicaciones por un bonito sendero, estupendo para correr. Hoy sin embargo vamos tranquilos, disfrutando del paisaje y del buen tiempo, antes de la llegada de los fríos.



Dejando el valle, el desnivel es importante desde el principio, pasamos por uno de los poquísimos bosque de pinsapos existentes, este antiguo abeto es un árbol relicto precioso, de hasta 30 metros, que cuenta con la particularidad respecto a otras coníferas que las acículas se distribuyen sobre la rama helicoidalmente de manera cilíndrica.


La subida por la umbría  nos lleva un rato, hasta salir a la luz, con el Puerto de los Pilones ya a la vista.



Los escasos árboles que quedan a esta altura están maltratados por el viento, las nevadas y heladas de este alto paso.





Un periodo de llaneo, por un sendero que transcurre entre aislados quejigos de montaña, pero ya estamos en el reino mineral.


En el camino, encontramos, bien conservado y protegido, alguno de los antiguos pozos de nieve que quedan, como testimonio etnográfico, de cuando desde aquí se enviaba el hielo y la nieve a Ronda, Málaga o Sevilla.





Ya divisamos nuestro monte. Siempre que se pueda, es bueno colaborar en el mantenimiento de los hitos que marcan los senderos de montaña, aunque honestamente, a este no le hacía mucha falta...



Antes de comenzar la subida hasta la arista nos encontramos con una de las pocas fuentes de esta serranía, la del Pilar de Tolox.


Desde aquí, cuestorro hasta la cumbre.


El día esta limpio, y el paisaje embriagador a medida que tomamos altura.


 Llegamos a la loma cimera.


Y cumbre.


Momento contemplativo


Bajo nosotros y rodeándonos el valle del Genal, Los Alcornocales, la Sierra de Grazalema, Sierra Bermeja y la costa malagueña. Tras el mar, las montaña de Marruecos y hacia el este en la lejanía las cumbres de Sierra Nevada.