miércoles, 23 de octubre de 2013

Las famosas boyas


¿Es necesario conocer el balizamiento para un kayakista? La respuesta es una obviedad. Nuestras embarcaciones están sujetas a las normas de navegación y seguridad marítima, de acuerdo a sus características, así que……..
Ahora bien, ¿hasta donde hay que saber de esta legislación?. Personalmente creo que debemos conocer bien la normativa aplicable a aquellas zonas en que vayamos a navegar, sobre todo si la compartimos (que es lo habitual) con otras embarcaciones.

   Foto Coco Castañeda

El asunto da para mucho, así que, de momento me centro en el tema de la entrada, que es una cuestión concreta de señalización marítima, por medio de un tipo de balizamiento específico.  En aguas restringidas como por ejemplo los canales de acceso, se navega por referencia a boyas y luces de tierra como enfilaciones dado que no es relevante la posición geográfica tanto como la posición relativa a los peligros circundantes. Las boyas ayudan a la navegación aportando al kayakista información para navegar con seguridad.

Una cuestión fundamental, que no podemos olvidar es que el balizamiento está pensado para la navegación de embarcaciones más grandes que nosotros, y que necesitan más calado, por lo que los kayakistas debemos interpretar el mensaje de la señal de manera diferente, pues básicamente nuestro interés es apartarnos de las rutas de navegación de las otras embarcaciones, tendiendo en cuenta que nosotros no tenemos problemas con la profundidad.

Los sistemas de balizamiento pueden clasificarse en dos grandes grupos: el Sistema Lateral y el Sistema Cardinal.

Sistema lateral. La señal transmite su mensaje tomando como referencia el costado del kayak y el rumbo que sigue. El sentido convencional de balizamiento que se adopta es el de entrada a puerto y, al considerar la costa, el de las agujas de un reloj. Dentro del sistema cardinal, la señal transmite su mensaje en relación con los puntos cardinales independientemente de la posición del navegante y de su rumbo.
 

 En función de un "sentido convencional de balizamiento" las marcas laterales de la región A (el utilizado en España) utilizan los colores rojo y verde, de día y de noche, para indicar los lados de babor y estribor respectivamente de un canal. 

Marcas cardinales. Una marca cardinal indica que las aguas más profundas de la zona en que se encuentra colocada, son las del cuadrante que da el nombre a la marca.

Las marcas cardinales no tienen forma especial. Normalmente son boyas de castillete, de espeque o postes, están siempre pintadas con bandas horizontales amarillas y negras y su marca de tope característica, formada por dos conos, es de color negro.  
 
La disposición de las bandas negras y amarillas puede recordarse fácilmente asociando la banda amarilla a las bases de los conos y la banda negra a sus vértices:
  • Cardinal Norte. Conos superpuestos con los vértices hacia arriba: banda negra encima de la amarilla.
  • Cardinal Sur. Conos superpuestos con los vértices hacia abajo: banda negra debajo de la amarilla.
  • Cardinal Este. Conos superpuestos opuestos por sus bases: banda amarilla entre dos bandas negras.
  • Cardinal Oeste. Conos superpuestos opuestos por sus vértices: banda negra entre dos bandas amarillas.
Volviendo a la cuestión fundamental. Conociendo lo anterior, ya sabemos por donde irán las embarcaciones que pueden molestarnos o a las que podemos molestar, a saber:

  • Si acceden o salen de puerto, entre las bollas del sistema lateral.
  • Cuando hay un peligro indicado por una boya cardinal, irán por la zona de aguas profundas. 
 Nosotros navegamos justo al contrario:

  • Si entramos o salimos por un canal, iremos por fuera del mismo, a uno de los lados del balizamiento lateral.
  • En los pasos por boyas cardinales, pasaremos por el cuadrante contrario al indicado por la boya.

Hay más boyas, y señales, pero tienen menos importancia que estas. Teniendo el tema claro, siempre estaremos fuera del tránsito marítimo y a salvo. Conviene ir cerca de la boyas, pues esto nos aporta siempre la información que necesitamos y nos da un buen margen de seguridad. En caso de tener que cruzar un canal de navegación, hay que hacerlo en el menor tiempo posible y controlando el tráfico marítimo.