lunes, 14 de octubre de 2013

Sujetapalas

Algunos lo usan, otros no. Hay múltiples argumentos sobre su utilidad  y sus inconvenientes. Quienes lo utilizan se distribuyen en dos bandos, unido al cuerpo o unido al kayak. Existe variedad de modelos, algunos inspirados en las aguas bravas, otros en los leash de body board, otros estilo Macgiver etc...


Personalmente me gusta customizar mi equipo, y si puedo fabricarlo integramente mucho mejor. Aquí es fácil porque hablamos de algo verdaderamente sencillo, y podemos hacer muchas pruebas hasta encontrar el diseño definitivo, ya que hablamos de materiales muy baratos.


Cuestiones importantes para mi:
  • Si nos unimos a la pala, debe ser por un sistema elástico, que da más juego y en reposo es más corto.
  • No debe molestar al palear ni en las maniobras, luego debe tener la medida justa para la máxima extensión de brazos (en su posición en la pértiga, no en maniobras con extensión de pala).
  • Se debe poner y quitar de manera simple y rápida de la pértiga 
  • Se debe poder liberar rápidamente del anclaje

Este que muestro es el sistema que uso cuando quiero llevar la pala sujeta. Antes la llevaba, ya no. Pero cuando voy de travesía larga, especialmente si es en solitario, me gusta llevarlo en cubierta, porque además me sirve de cabo de respeto para otras muchas funciones.


Los materiales, se pueden encontrar en cualquier comercio de suministros náuticos, o ferreterías incluso. Una bolita de plástico de las que se usan para los terminales de los cabos, un trozo de cabo elástico de 5 mm y un mosquetón pequeño, también de plástico.

Si nos decidimos a atar la pala, en contra de una mayoría, soy de los que opinan que al chaleco. Un palista debe tener siempre la pala, aunque esté fuera del barco (si nos tienen que rescatar, la pala debe estar con nosotros, un kayak solo dando vuelta en las olas con una pala atada es garantía de que la misma casque etc.....). De todas maneras, creo que formamos un conjunto con nuestra pala, aunque no la tengamos atada, debemos acostumbrarnos a no soltarla si caemos y a tenerla controlada en todo momento. Así no necesitaremos el "paddle leash".