jueves, 12 de diciembre de 2013

Comunicaciones


En nuestras travesías, como cuestión básica de seguridad pasiva, es fundamental tener previsto el sistema de comunicaciones que utilizaremos.
A nadie se le escapa la importancia del tema, pero cuando aparece la emergencia, es cuando hay que demostrar que realmente tenemos controlado el asunto.
 

El teléfono móvil tiene cobertura cerca de costa hasta un par de millas mar adentro en todo nuestro litoral, como mínimo. El teléfono de Salvamento Marítimo es el 900202202.
 
    
  El VHF portátil  tiene un alcance variable dependiendo de sus características, (antena y potencia de salida) entre 2,5 y 5,5 millas. El canal de seguridad es el Canal 16  y a través de Onda Media 2.182 Khz.

   El guía de un grupo debe conocer el procedimiento de mensaje de socorro radiado. Hay tres niveles de gravedad:
  • Mayday (pronunciado medé, tres veces seguidas)
  • Pan-Pan (pronunciado así tres veces seguidas)
  • Seguridad (pronunciado securité tres veces seguidas)

Según el tipo de mensaje, la respuesta que obtendremos será diferente, Se activa el socorro inmediato en el primer caso, vigilancia y seguimiento en el segundo y avisos importantes relativos a la navegación en el tercero.

La emisión de mensaje de socorro debe contener: tipo de emergencia, identificación de la embarcación/grupo y situación por coordenadas (latitud-longitud) o por demora y distancia a un punto destacable de la costa.

Como en todo, hay partidarios del uso del teléfono y del VHF. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes, por lo que si llevamos los dos mucho mejor. De todas maneras el VHF tiene la gran ventaja de la inmediatez, pues te escuchan todos los que estén en tu alcance. El teléfono tiene la limitación de que solo te escucha una persona.

Cualquiera de los medios de comunicación pierden su utilidad si no son accesibles de manera inmediata, en las peores condiciones, Eso significa que lo debemos llevar encima, en el chaleco, y poderse utilizar en el agua.