jueves, 5 de diciembre de 2013

Modificación de rumbo y velocidad por la CORRIENTE DE MAREA

En alguna entrada anterior ya he hablado de las mareas y las corrientes que originan http://bit.ly/IQ9f1T  . La navegación con mareas es un elemento que cualquier kayakista debe dominar. Por la velocidad y ligereza de nuestra embarcación, la influencia de este fenómeno en nuestro desplazamiento es muy alta en muchas zonas, y una inadecuada planificación de horarios o rumbos, puede significar, que tardemos mucho tiempo en llegar, que nos cueste un esfuerzo muy superior al previsto, o que simplemente no lleguemos. Digo “simplemente”, por decirlo suavemente, porque si se nos hace de noche en zonas sin desembarco posible en millas, o la corriente nos ha arrastrado tanto que ni siquiera sabemos donde estamos, lo llevamos claro…..

Cuando paleamos cerca de casa, o en zonas conocidas, todo esto lo tendremos controlado, pero si planificamos una ruta en áreas desconocida con mareas importantes habrá que hacer cálculos. Yo soy partidario de utilizar la estima gráfica, por su simplicidad. Para ello conviene recordar los símbolos habituales para marcar nuestra carta.       http://bit.ly/18EjWjP 

Para simplificar utilizaremos recorridos de una hora (o menos), como tiempo para nuestros cálculos. Nuestra velocidad media de paleo sobre la superficie del agua la estimamos en 3 nudos, es decir, recorremos 3 millas náuticas  (NM) en una hora. No hay que confundir nuestro desplazamiento sobre la superficie, con nuestro desplazamiento sobre el fondo (que es lo que cuenta) ya que el segundo es la componente de nuestro paleo y la corriente. 
       
El escenario más sencillo es que la corriente tenga el mismo u opuesto rumbo a nuestro itinerario. Como los cálculos los hacemos gráficamente solo hay que añadir o restar la velocidad de la corriente a nuestro rumbo, es un simple cálculo vectorial.  Si la corriente tiene un rumbo de 270º y nosotros vamos al mismo rumbo, sumamos lo que recorremos en una hora, nuestro paleo más lo que nos desplaza la corriente. Para una corriente de un nudo, en una hora nos habrá desplazado una milla. Esto más nuestro autodesplazamiento de 3 millas, nos dice que en una hora habremos avanzado 4 millas en un rumbo de 270º.


En caso de que la corriente fuera contraria (90º), tendríamos que restarla a nuestro desplazamiento, luego en una hora avanzaríamos 2 millas en una hora, nuestra velocidad media resultante sería de 2 nudos sobre el fondo.

Lo complicamos un poco, cuando el rumbo de la corriente es diferente al nuestro, al cabo de una hora estaremos donde nos sitúe la componente de ambos desplazamientos, igual que antes, solo que en este caso no será sobre la misma línea.


Podemos trazar una línea sobre nuestra derrota, y estimar donde estaremos, según la hora que sea (conociendo nuestra hora de salida).


¿Cómo hacer una corrección del rumbo que debemos tomar desde el principio de nuestro paleo para acabar donde queremos, no donde nos lleve la corriente?

Es sencillo, con nuestros cálculos gráficos. Para obtener los rumbos resultantes necesitaremos nuestro transportador de ángulos, las distancias las medimos con regla o compás de puntas tomando una milla como un minuto en las latitudes http://bit.ly/IQnQdz .

  • En primer lugar trazamos una línea desde nuestro punto de partida hasta nuestro destino (sobrepasándolo), que es el itinerario que queremos seguir. Vamos a la boya, que estará perfectamente indicada en nuestra carta.
  • Luego desde nuestro punto de partida, trazamos el rumbo y distancia de la corriente en nuestra unidad de tiempo (una hora) que es donde nos llevaría, si nos quedamos quietos sin palear en esa hora.
  • A partir del final de esta línea, tenemos que marcar una línea que corte a la que trazamos en primer lugar, justo con la longitud de nuestro paleo en una hora (3 millas).
  • Esta última línea resultante, es la que nos da el rumbo en que tenemos que enfilar la proa de nuestro kayak, desde el principio hasta final de nuestro paleo, para contrarrestar la deriva de la corriente.
  • Para saber cuanto tiempo tardaremos en llegar a nuestro destino solo hay que medir la distancia entre nuestro punto de origen y destino. En este caso, la corriente nos ayuda, por lo que llegaremos antes que si no existiera.  

De momento lo dejamos aquí, ya hablaremos de la corrección también por el abatimiento del viento....