domingo, 18 de mayo de 2014

Gaviotas y kayakistas

Aunque a veces competimos con las gaviotas por una presa y otras incluso nos atacan con sus vuelos rasantes cuando entienden que estamos invadiendo su territorio, nuestra relación está ahora en buen momento. Cuando regresamos de palear, y comemos en el club, frente al mar, vienen a visitarnos y a llevarse su parte.