domingo, 29 de marzo de 2015

Reentrada y esquimotaje

Ya hemos hablado bastante de esquimos en este blog, si bien lo hemos hecho en condiciones "normales" es decir, realizando la maniobra desde dentro del kayak. Es lo habitual y deseable, pero puede darse el caso, que en algún momento ......nademos!


Si esto es así, la maniobra de autorrescate de elección es la que presento hoy, reentrar en el kayak desde el agua y esquimotear normalmente.

No es dificil, pero hay que seguir la secuencia correcta para que el adrizamiento sea rápido.

 

Desde el agua, ponemos la pala en la banda junto a la bañera desde donde iniciamos el movimiento del esquimotaje que utilicemos habitualmente, en mi caso babor, y esquimo alemán. Se coloca la pala de manera que la cogemos junto a la brazola de la bañera.  


Luego volcamos la embarcación y nos sumergimos para entrar desde abajo, introduciendo las piernas en la bañera ayudados por la sujección en la brazola (una mano a cada lado, la izquierda sujeta también la pala).


Una vez bien sentados en el kayak y con las rodillas encajadas (todo esto cabeza abajo) ya estamos en nuestra posición habitual de inicio de esquimotear, y procedemos.


Ya solo queda achicar el agua que ha entrado (mucho menos de lo que supones) con la bomba... que siempre llevamos... y a seguir navegando.

 

Podemos ver la secuencia de la maniobra en un sencillo vídeo