lunes, 9 de noviembre de 2015

Funda estanca para la carta

La funda estanca donde llevar nuestra carta es pieza indispensable si vamos de travesía, pues es la base de la planificación de nuestra ruta, yo uso las dos caras de la funda, como expliqué en una entrada anterior
 

Es difícil encontrar una funda para el kayak que realmente sea estanca y duradera. Las que podemos adquirir en España están dirigidas a la náutica de recreo.


Las mejores de estas fundas suelen tener cierre zip, doble o triple, con una pestaña de seguridad adicional con velcro y en el mejor de los casos además corchetes.


En esta disciplina a bordo de embarcaciones más grandes y por lo tanto más alejadas del agua, se mojan ocasionalmente, y además no suelen convivir con la arena de la playa y tal.

Nuestro caso es diferente,  lo normal es que las olas nos rompan encima de la cubierta constantemente, o que nos mojemos a fondo, como cuando entramos en una playa surfeando grandes olas, en el mejor de los casos, y en el peor .....  formando parte de la espuma rompiente de la orilla con la correspondiente nube de arena. No se a vosotros, pero a mi este tipo de fundas me duran poco.  


La mejor funda que he usado, utiliza un sistema completamente distinto, y a pesar de los años que tiene el diseño, se sigue comercializando prácticamente al por menor y con su aspecto artesanal de prototipo.


Consiste en dos simples láminas de PVC transparente termosoldadas en sus márgenes superior e inferior. Los laterales están abiertos, y se cierran entrando en la ranura de un tubo de plástico, que mantiene en su sitio el PVC con un simple cabo elástico, una vez enrollado este sobre el propio tubo.

Sencillo y eficaz como el funcionamiento de un chupete.


El cabo elástico se coloca con dos terminales de plástico sencillos, aprovechando uno de los extremos para poner un mosquetón de plástico, que nos servirá para fijar la funda en la cubierta de nuestro kayak usando nuestros cabos de porteo.



Totalmente estanca a los revolcones...doy fe !