miércoles, 1 de junio de 2016

Cinco meses sin casco....


Debido a las particulares condiciones de la próxima expedición, el entrenamiento de los últimos cinco meses ha estado dedicado por completo a las aguas abiertas, con pala wingkayak rápido con timón.

Lo cierto es que echo de menos mi paleo habitual, y los "lios" en que normalmente me meto.... ¡no me pongo el caso desde el año pasado!

Cruzar el Mediterraneo occidental desde Palma hasta Roma paleando es una experiencia que merece la pena, y seguro que la disfrutaremos a tope los tres kayakistas que la llevaremos a cabo en Julio. En Agosto... vuelta a la vida "normal".

Nota: Enlaces en letra naranja