domingo, 5 de junio de 2016

La vuelta a las Gadeiras

 

Esta es una ruta típica de kayak de mar en mi zona, que para mi tiene especial interés. Su longitud, variedad e influencia de las corrientes de marea, la hacen muy interesante a la hora de planificarla, siempre teniendo en cuenta las condiciones meteorológias. Una larga tirada en aguas abiertas, desde Cádiz hasta Sancti Petri, navegación interior y atravesar el saco de la bahía, para volver al punto de inicio rodeando Cádiz.

Recorrido circular, que tiene varias denominaciones. A mi me gusta "La vuelta a las Gadeiras" como en su momento lo bautizó mi amigo Coco, en una acertada referencia histórica a la antigua bahía de Cádiz. Para contextualizar cito de Wikipedia

Gadeiras (gr: Γάδειρας) es el nombre griego del archipiélago de islas existente en lo que actualmente es la Bahía de Cádiz.1 Entre ellas podemos destacar las islas de Erytheia y Kotinoussa, de cuya unión se formó la actual isla de Cádiz y San Fernando, hoy día separada de la Península Ibérica por un caño mareal. El caño mareal es el Caño de Sancti Petri, en alusión a la isla de Sancti Petri, lo que queda de la antigua Isla de San Pedro (Kotinoussa en griego, por los acebuches) y la Isla de León (Cimbis en griego).2

Así era esta zona en la antigüedad, no hay que olvidar que mi ciudad tiene ya 3000 añitos.


Ayer había buenas condiciones para esta ruta, marea con coeficiente muy alto (101) y pleamar a hora central del día. El viento NW y W de 12-16 nudos, ola 1-1,3 m de dirección W.  


Salida y llegada en la Caleta. Aprovechando la gran amplitud de marea, pasando por el puente canal y haciendo adecuadas correcciones de rumbo sobre la deriva del viento y la corriente de marea, pudimos recortar la ruta a la menor distancia que yo recuerde: 27 millas náuticas.


El viento que encargamos para la mañana fue estupendo, NW estable fuerza 4, que nos levó en volandas hasta Sancti Petri entre surfeos, negociando las olas que por la inflencia de los vientos anteriores traía dirección casi de W. 

  
Otro día largo de entrenamiento para Carlos y para mi mismo, nos queda solo un mes para la travesía Palma-Roma.


Se incorporaron a la vuelta Juan y Manolo, colegas del Club Náutico Alcázar, que vinieron paleando hasta la Caleta desde allí, y a la vuelta allí los dejamos.

Una de las ventajas de las rutas circulares en los entrenamientos es esta. Se pueden incorporar participantes en cualquier punto, sabiendo que el itinerario vuelve a pasar por ahí. Siempre que sea  posible, creo que es la mejor opción.

Y como segunda posibilidad, ida y vuelta, que también es preferible a las rutas lineales, que obligan a organizar la logística para transportar los barcos y a los palistas, lo que siempre es un rollo. Estamos hablando de entrenos o rutas de un día claro, en las travesias largas de múltiples jornadas, pues eso..... siempre hacia delante...


Solo una parada, en Sancti Petri, de 45 minutos, para ajustar horario a la marea.


También picamos alguna cosilla. Jasper en su línea..


Mención especial para Santi, que con un kayak lento y empezando en este deporte se lo curró hasta el final.... casi 7 horas de paleo....  incluyendo la típica rotura de linea del timón.

 

Las características del caño de Sancti Petri y el de La Carraca hacen que con la llenante y la vaciante, los flujos de agua entren y salgan por ambos lados en dirección a San Fernando. La confluencia varía mínimamente entre Gallineras y el Puente Suazo, por lo que aprovechamos la corriente hasta Gallineras estando allí justo en el cambio de marea, para utilizar el empuje de la vaciante ya hasta Cádiz, con el agua que sale de la bahía.

Saliendo a la mar desde el caño, pasamos por el astillero naval de la Carraca  


Desde aquí, viento de poniente de cara, que levantaba olitas salpiconas. Rodeando las murallas gaditanas, nos esperaban sus hermanas mayores.


Todos contentos al final, como siempre. Es que esto del kayak de mar es un placer...


Enlaces: Letra naranja