domingo, 30 de abril de 2017

¿Carrito....? Si, pero minimalista

Lo cierto es que me gusta ir ligero de equipaje, tanto en tierra como en el agua, es mi estilo, y así me va bien. Muchas veces, la mayoría.... eso significa utilizar equipo sofisticado y por consiguiente caro, pero creo que es una inversión bien hecha. Pincha si quieres leer un poco sobre la estiba.

Pero vamos a lo que vamos, el carro para transportar el kayak en tierra.

 

En las travesías multidias muchas veces se duerme en la playa, pero otras, a lo mejor queremos darnos un homenaje e irnos a dormir a un buen hotelito con jakuzzi, que seguro nos lo habremos ganado. Para estas ocasiones o cualquiera que requiera mover nuestra embarcación en tierra, como ir a un camping o para no dejar el equipo solo en playas poco seguras, el  trolley es la solución.


Hay carros muy cómodos, con ruedas gruesas (como el de la foto de arriba) que puedes usar incluso en arena, y en definitiva ........ aparatosos, que aun desmontados, ocupan mucho espacio y pesan lo suyo. Por eso, yo prefiero la versión mínima de este accesorio, si es posible fabricado con materiales plásticos/poliamidas que no se estropean con el agua de mar y pesan poco. con las ruedas desmontadas caben en un rincón de cualquier tambucho.
   


Por muy fuerte que estés, con un kayak cargado, a pocos sitios podrás llevarlo por tierra, si no tienes ruedas y vas de travesía en solitario.