jueves, 27 de abril de 2017

Rescate "todos en el agua"

Una de las peores situaciones para realizar un rescate en que nos podemos encontrar en la mar es aquella en que todos los miembros del grupo han volcado. Normalmente este supuesto se da cuando las condiciones son muy malas por lo que volver a embarcar suele resultar complicado.

La mejor opción para reembarcar desde el agua es la reentrada con esquimotaje, pero aquí vamos a suponer que ninguno de los miembros del grupo es capaz de realizar dicho autorescate, por lo que tendremos que utilizar una técnica de rescate asistido en aguas profundas.

Utilizo algunas fotografías del taller de solución de incidentes que impartimos Toni Albert y yo mismo, recientemente. 


Vamos a realizar la práctica en pareja, de manera que dos kayakistas puedan realizar las maniobras sin ayuda, desde el agua.


Situación de partida, los dos kayakistas están nadando. Lo primero, controlar kayaks y palas, no puede haber nada suelto.

Los pasos son simples, primero vaciar el agua de uno de los kayaks (el del kayakista más hábil). Para ello ponemos el otro kayak casco arriba y lo utilizamos como apoyo para cruzar el otro, que al subirlo y balancearlo un poco se vacía completamente. Un kayakista hace firme el kayak del agua y el otro vacía el suyo.


Posteriormente ponemos los dos kayaks en paralelo, manteniendo boca abajo el que nos sirve de apoyo. Mientras el asistente sujeta ambos kayaks el kayakista con más experiencia sube a su kayak ya sin agua pasando sobre el que está casco al cielo.



Una vez embarcado y puesto el cubre se procede a un rescate en T normal con el compañero que está en el agua.


Listos ... a palear de nuevo!