lunes, 5 de julio de 2021

Curso de tecnificación KDM para el Club Sevillano de Piragüismo

 Estupendo grupo, para aprender ... pasándolo bien.

Diez horas de actividad repartidos en dos días de agua


Miembros de la sección de Kayak de Mar del Club Sevillano de Piragüismo


Técnica de paleo, giros, apoyos y timones, en condiciones reales.


Muy buena mar ....


...e interés en hacer las cosas bien


Todo tipo de remolques y variaciones sobre el tema. Largos y cortos...


Mucho mejor cuando te toca ser remolcado que remolcar.....


Preciosa la variedad de azules que hemos tenido...


Que pasa cuando tenemos heridos o indispuestos durante una travesía?...



Repasando las técnicas de remolques.. click!


Muchos recates asistidos también... en T Click  y esquimal Click



Técnica de reembarque autónomo con flotador de pala




Cuando hay mucha agua en un curso... se nota...!

Hasta la próxima!




miércoles, 12 de mayo de 2021

Traje seco ¿una o dos piezas?

El mayor peligro para un kayakista, es la hipotermia, por delante de otros muchos que se nos puedan ocurrir. Cuando el agua está fría la pérdida de calor corporal es muy rápida si estamos sumergidos, por la alta conductividad térmica de este elemento.

Ya hemos hablado por aquí sobre si hay que vestirse para palear o para nadar, cuando salimos a la mar con nuestra embarcación. Si bien, aunque no nademos, lo normal es mojarse de cintura hacia arriba. 

La pérdida de calor corporal se reducirá más, cuanto mejor sea el aislamiento de nuestra piel del agua y la humedad, así que para los que estamos en el medio marino entre las olas, la ropa es un elemento básico de seguridad.

Si el agua está muy fría, es conveniente que se evite todo contacto con la piel, en lo posible, por lo que en invierno, y en regiones frías, todo el año, usaremos ropa impermeable. Los tejidos técnicos actuales permiten además la transpiración, por lo que evitan que entre el agua y permitem que salga el vapor de agua generado con la sudoración. Son membranas con paso dentro-fuera exclusivamente. Este es el mejor compromiso para mantenernos secos y cálidos durante nuestra actividad en un medio hostil (en que a veces se convierte la mar). Este tipo de indumentaria es mucho más confortable y efectiva que la ropa húmeda.

Cuando la indumentaria nos aisla totalmente del agua, aunque estemos en contacto directo, se denomina equipo "seco". La ropa "húmeda" sería la confeccionada con neopreno, y la "mojada" los tejidos permeables, lycra y demás.

Esta entrada está dirigida a hablar sobre los equipos secos, centrándonos en valorar si es mejor el uso de un traje seco completo de una pieza o de dos piezas, cuando navegamos en aguas frias.


A la izquierda tenemos un traje seco de una pieza y a la derecha chaqueta y pantalón, secos también. En ambas opciones cuello y puños utilizan latex/neopreno para evitar la entrada de agua, y el calcetin está integrado en el pantalón haciéndolo estantanco también.


A la pregunta de ¿que es mejor una o dos piezas? la contestación es la de siempre... depende ...... pero hay algunas pistas para no equivocarnos en la elección:
  • El traje de una pieza es completamente estanco, aunque uses el equipo sumergidos en el agua de manera frecuente, es decir saliendo del kayak y nadando. En estas condiciones no hay duda, una pieza. El inconveniemnte es la falta de versatilidad de la prenda, ya que es todo o nada. Podemos jugar unicamente con lo que nos ponemos debajo, de primera o primera/segunda capa, según haga menos o más frío. Además  no es la ropa más cómoda para palear.
  • El conjunto chaqueta/ pantalón estancos,  no lo son del todo si nadamos un rato, pues aunque tiene doble cintura y tal, acaba entrando agua. Su fortaleza está en que son dos prendas independeintes combinables (la chaqueta puede usarse con otro pantalón (húmedo de neopreno por ejemplo,. si no hace mucho frío), y además el conjunto es más cómodo para palear. Si además dominas el esquimotaje y no piensas hacer desembarcos en rocas que te obliguen a nadar con maniobras de rocklanding, el dos piezas es lo suyo.

El pantalón va estupendo para los que damos cursos de esquimotaje, que estamos mucho tiempo en el agua de cintura para abajo.


Ya sea una u otra opción, lo que tenemos que hacer es salir preparados cuando vayamos al agua en invierno, y a disfrutar...

miércoles, 14 de abril de 2021

Ascensión al Torreón

La ascensión al Torreón o Pinar, es algo que hay que hacer si o sí en la Sierra de Grazalema, por varias razones. La primera porque es el techo de la provincia (1654 m), la segunda porque por la ruta normal es un sendero marcado y sencillo, y la tercera porque tiene unas vistas extraordinarias de parte de Andalucía que abarcan desde la bahía de Cádiz, hasta la Sierra de las Nieves en Málaga, incluso Sierra Nevada en Granada en los días muy claros.

El trazado va por la cara sur, por lo que tenemos reservada la sorpresa de ver todo el pinsapar desde arriba cuando nos asomamos a la cara norte, en el momento de coronar. Desgraciadamente para nosotros, este día había una nube justo en la cumbre, que nos impidió disfrutar del espectáculo.


El desnivel positivo es de 780 metros, mantenido desde el principio hasta el final, pues la longitud del sendero es de solo 3 km. En nuestro camino es fácil ver buitres, águilas y con un poco más de suerte cabras montesas.

El tiempo de ascenso, a paso de montaña sin apurar es de unas dos horas. La cancela de acceso esta pegada a la carretera que sube de Benamahoma a Grazalema (KM 40). 


Estamos en zona de reserva, por lo que hay restricción en el número de personas por día.

Para mi gusto, el camino esta muy “urbanizado”, con rocas a modo de escalones en los pasos más empinados, y eliminando los fáciles trepes entre rocas que antiguamente había que hacer, en la parte final, para llegar a la cumbre.


Por el desnivel que superamos en poco tiempo, es fácil distinguir la variación de la flora en las diferentes cotas. Al inicio (864 m) vamos entre mirtos y sabinas, con el omnipresente lentisco.






El camino está muy marcado, pero hay alguna curva sin señalizar que puede confundir...




Árboles blanditos...

Poco a poco la vegetación se va abriendo y aparecen las encinas, más arriba arces y los piornos sustituyen a las aulagas. A estas alturas, los árboles están como agachados… resultado de las duras condiciones del invierno por aquí.


Ya han aparecido algunos pinsapos, que crecen en esta cara con dificultad pues necesitan la humedad de la umbría en la cara norte de nuestra montaña, allí tendremos nuestra joya, el pinsapar. El mayor y mejor conservado bosque de esta rara conífera.



Nos adentramos en terreno rocoso, con lapiaces y hermosas formaciones calizas.





En todas partes la vida se abre camino, estamos en primavera.


Y cada cual desarrolla su función.


Que bonito es el ambiente de montaña.

Pasamos varias dolinas, típicas de estas sierras kársticas, que nos insinúan las múltiples cavidades existentes en este subsuelo, modeladas por el agua. No hay que olvidar que la zona es la que tiene el mayor indice de pluviosidad de España… si si … aquí llueve más que en el norte.




Tomando altura ya tenemos a la vista la arista cimera. 

                      

No hacía falta subir por aquí, era por recordar viejos tiempos...


En la cumbre no se veía nada de la cara norte, una pena.



Hasta la próxima...