miércoles, 22 de enero de 2014

¿Paleas poco o mucho?

Hay una manera simple de saberlo.


Si le preguntas a un palista el tiempo que pasa en el agua, puedes encontrarte con respuestas muchas veces impregnadas de subjetividad.

 
Una manera bastante segura de saber si tienes más o menos horas la pala entre tus manos es echarle un vistazo a la articulación metacarpofalángica del pulgar de la mano dominante.

Ahí estará el callo del palista.

Otro día hablaremos del otro callo.